Emprendedor

Zona de Confort: salir es necesario

La verdad no vine a contarte una historia de éxito ni a darte una sesión de coach. No soy nada de eso.

Solo soy un chico normal que quiere salir adelante y a través de mi experiencia te hablaré de momentos que me hicieron salir de la llamada Zona de Confort.

¿Sabes qué es?

Es esa zona donde todo parece estar bien, cómodo y agradable pero la verdad es que te consume y te convierte en un zombie de la rutina.

Y en esa zona estuve mucho tiempo de mi vida, hasta que ocurrieron eventos que me hicieron salir de ella y cambiaron mi forma de ver las cosas.

Pero basta de hablar tanto y vayamos al grano, hoy solo contaré mi historia.

¡Comenzamos!

Mis momentos fuera de la zona de confort

1. El viaje

Mi primer choque con el exterior de la zona de confort fue cuando decidí, como le ha pasado a muchos venezolanos, salir de mi país vía a Colombia.

Fue un gran golpe de riesgo, salir de lo que conocía y tomar un rumbo desconocido. Pero bueno, lo tome como un reto.

Claro, no planee muy bien como me iría, fue apresurado y estuve un año en territorio Colombiano.

¿Qué pasa si no vas con un plan?

Lo que me paso a mi, momentos difíciles para conseguir trabajo, días sin mucho dinero, a veces sin comer y sin techo.

Sin duda, salí de mi zona de confort, solo en un país desconocido y en el borde de la desesperación. Luego de eso, decidí regresar a Venezuela.

Al principio me sentí como un fracasado, ya que no había cumplido con mi propósito que era quedarme en Colombia.

¿Por qué cuento esto?

Pues que muchas veces salir de la zona de confort significa darte un golpe muy fuerte con la realidad y así entender que has estado haciendo las cosas mal, no te recomiendo esta manera de aprender pero la verdad me ayudo mucho a ser el hombre que soy ahora.

Ya que pude analizar tanto mis malos momentos como aquellos que me encantaron al estar en Colombia, como los amigos que hice en el camino y me ayudaron mucho. (como verás en la foto).

21106441_10213146445392883_3207606242464100896_n

2. De Abogado a Social Media Manager

Para los que no lo saben soy abogado. Desde que comencé la carrera trabajé en el área y después de graduado ejercí 2 años.

Sin embargo, a pesar de que me gustaba, no me apasionaba. Solo lo veía como una profesión y ya.

Un día me pregunté ¿esto es lo que realmente quiero?

En ese momento decidí dar un giro de 360° a mi vida y empece a hacer cursos de Marketing Digital, Community Manager. Un área que siempre me había llamado la atención.

Y con el tiempo me convertí en un Social Media Manager y ahora en vez de ir a tribunales o hacer contratos, me lees en mi Blog de Social Media.

¿Qué tiene que ver esto con la zona de confort?

Que muchas veces por comodidad, no salimos de ella. Porque como es lo que conocemos preferimos lo seguro y nos estamos perdiendo la oportunidad de hacer algo mucho mejor con nuestra vida.

Como en mi caso, arriesgarme a lo desconocido me llevo a elegir mi verdadera pasión “El Marketing Digital”.

Y hasta construir mi Marca “Hablemos Social Media”.

Claro, tuve negativas de mi familia como: estas botando años de estudio, para que te graduaste, y muchas otras cosas.

Al salir de la zona de confort factores externos como tu familia, amigos, conocidos pueden hacerte creer que tu decisión es incorrecta.

Y el único que le puede dar poder a eso eres tú.

Pero sino lo intentas, nunca lo sabrás 😉

photo4983328173206906920

3. Retos nuevos

Hace más o menos un mes, en una reunión de trabajo me preguntaron lo siguiente:

“Luis, ¿te gustaría dar un evento de Marketing Digital?”

Al hacerme la pregunta me vinieron muchas cosas a la mente: ansiedad, miedo, nerviosismo.

Hablamos de algo que no tengo experiencia, algo nuevo y desconocido. Me quede congelado y hasta tartamudee.

Pero tomé el valor para decir “acepto”.

Muchas veces el paso para salir de la zona de confort no es fácil porque están las preguntas: ¿lo haré bien? ¿y que pasa si no sale bien?

Pero como dije antes, la única forma de saberlo es hacerlo.

Y esto no termina aquí, al momento del evento tuve varios factores que me sacaron nuevamente de la zona.

El proyector no prendía, no me acostumbraba a hablar por el micrófono, llegaron más personas de las que esperaba.

Pero sabes que… Igualmente lo hice y fue un éxito. No por el hecho de que haya salido perfecto, fue muy buena la experiencia y me felicitaron.

Más bien porque me ayudo a lanzarme a un nuevo reto y ahora quiero hacer más conversatorios y capacitaciones. Además, que aprendí cosas que debo mejorar, ya que la práctica hace al maestro.

Eso es lo más lindo de salir de la zona. El aprendizaje que te deja, todo en la vida son horas de experiencia y uno es el único que puede ver esa experiencia para aprender o la ignora.

photo4949618946290591803

Resumiendo

Salir de la zona será incomodo, al principio no te gustara, será raro. Pero los frutos que te dejará serán increíbles.

Capaz al arriesgarte te estrelles como me paso en Colombia, pero el tiempo de enseñanza es algo que siempre tendrás y nada ni nadie te lo puede quitar.

Eso si, si vas a arriesgar siempre hazlo con un plan establecido, nunca por simple adrenalina.

Entonces, ¿quieres triunfar? Es hora de sentirse incomodo 😉

Me gustaría saber algún momento que donde saliste de la zona de confort y te marco en tu vida.

6 comentarios en “Zona de Confort: salir es necesario

  1. A mí me encantó darte un “empujón de Fe”, es a veces la mejor forma de salir de esa zona que muy bien describes aquí… Vienen nuevos retos y sé que te estás preparando para ellos, y yo estaré ahí contigo…

Deja un comentario